Song 220: "La Muerte de Emiliano Zapata"

Escuchen, señores, oigan el corrido,
De un triste acontecimiento;
Pues en Chinameca fue muerto a mansalva
Zapata, el gran insurrecto

Abril de mil novecientos
Diecinueve, en la memoria
Quedaras del campesino
Como una mancha en la historia

Campanas de Villa Ayala,
¿por qué tocan tan doliente?
Es que ya murió Zapata
Y era Zapata un valiente

El buen Emiliano que amaba a los pobres
Quiso darles libertad;
Por eso los indios de todos los pueblos
Con el fueron a luchar

De Cuautla hasta Amecameca,
Matamoros y el Ajusco,
Con los pelones del viejo
Don Porfirio se dio gusto

Trinitaria de los campos
De las vegas de Morelos,
Si preguntan por Zapata,
Di que ya se fue a los Cielos

Le dice Zapata a Don Pancho Madero
Cuando ya era gobernante
Si no das las tierras veras a los indios
De nuevo entrar al combate

Se enfrento el Don Madero
Contra Huerta y a Carranza
Pues no le querían cumplir su plan
Que era el plan de Ayala

Corre, corre conejito
Cuéntales a tus hermanos
-- ¡Ya murió el señor Zapata,
el coco de los tiranos!

Dice a su fiel asistente
Cuando andaba por las sierras;
Mientras yo viva, los indios
Serán dueños de sus tierras

Amapolita olorosa
De las lomas de Guerrero,
No volverás a ver nunca
Al famoso guerrillero

Con gran pesadumbre le dice a su vieja:
Me siento muy abatido,
Pues todos descansan, yo soy peregrino,
Como pájaro sin nido

Generales van y vienen
Dizque para apaciguarlo;
Y no pudiendo a la buena
Un plan ponen pa' engañarlo

Canta, canta, gorrioncito,
Di en tu canción melodiosa;
Cayo el general Zapata
En forma muy alevosa

Don Pablo González ordena a Guajardo
Que le finja un rendimiento,
Y al jefe Zapata disparan sus armas
Al llegar al campamento

Guajardo dice a Zapata:
Me le rindo con mi tropa,
En Chinameca lo espero,
Tomaremos una copa

Arroyito revoltoso,
¿qué te dijo aquel clavel?
Dice que no ha muerto el jefe,
Que Zapata ha de volver

Abraza Emiliano al felón Guajardo
En prueba de su amistad,
Sin pensar el pobre que aquel pretoriano
Lo iba a sacrificar

Y tranquilo se dirige
A la hacienda con su escolta;
Los traidores le disparan
Por la espalda a quemarropa

Jilguerito mañanero
De las cumbres soberano,
Mira en que forma tan triste
Ultimaron a Emiliano!

Cayo del caballo el jefe Zapata
Y también sus asistentes
Así en Chinameca perdieron la vida
Un puñado de valientes

Señores, ya me despido,
Que no tengo novedad
Cual héroe murió Zapata
Por dar tierra y libertad

A la orilla de un camino
Había una blanca azucena,
A la tumba de Zapata
La llevé como una ofrenda.

Arroyito revoltoso,
¿qué te dijo aquel clavel?
Dice que no ha muerto el jefe,
Que Zapata ha de volver